Todo nació de una preocupación por el futuro

¿Quién es Jonathad Portales?

Hola, mi nombre es Jonathad, tengo la suerte de tener una hermosa familia, soy médico recibido de la Universidad Autónoma de Nuevo León (con especialidad en medicina de Urgencias de la Universidad Autónoma de Coahuila). Actualmente me desarrollo profesionalmente en el sector público y privado.

Siempre preocupado por el bienestar de las personas, la mayor parte de mi vida laboral me he desempeñado en el sector público, con el afán por ayudar al más necesitado, lo que me ha llevado a percibir un ingreso sustancialmente menor en comparativa al sector privado. Por esto he tenido la necesidad de buscar fuentes económicas alternas que me permitan proveer a mi familia de una mayor calidad de vida, la cual he conseguido gracias a los negocios en los que participo y también soy asesor.

Rompiendo paradigmas

Les comparto que al principio no fue sencillo, ya que formo parte de una cultura hacia el miedo económico y de una búsqueda a la “seguridad financiera” acompañada de un terror irracional a correr riesgos. Todo ello me hizo depender por un largo tiempo de trabajos mal pagados y con jornadas laborales absurdas que bien conocemos los médicos de vocación (aunque ya las veamos como algo “normal”) para llevar el sustento a la casa, sin embargo, no me daba cuenta que conforme pasaba el tiempo se deterioraba gradualmente mi hogar, al encontrarme todo el tiempo cansado o trabajando fuera de casa, descuide lo más importante: mi familia, casi me divorcio. Fue entonces cuando decidí intentar algo nuevo, emprender y arriesgar, dejar mi área de confort e ir por esas oportunidades que todos quieren pero pocos están dispuesto a salir a buscar.

El reto

Increíblemente lo primero a superar fue el que dirán, una vez anunciada mi expedición al mundo de los negocios, las inversiones y emprendimientos fue una serie de “recomendaciones” de buenos amigos y familiares los cuales estaban llenos de inseguridades más que de buenos deseos, quienes me hicieron dudar más de una vez. Al mismo tiempo, me encontraba en una situación vulnerable (cambio de ciudad) lo que me complicaba aún más tomar esta decisión, sin embargo la esperanza de tener el estilo de vida que deseaba lograron romper esas barreras invisibles ya que lo más difícil es vencer una mente adoctrinada.

La desilusión

En un mundo donde el Internet y las nuevas tecnologías están en todas partes, con una abrumadora cantidad de información y al mismo tiempo desinformación, donde las oportunidades fantasmas abundan y las estafas están incluso antes que la vuelta de la esquina, es muy sencillo perderse, y como la mayoría de los emprendedores, no fui la excepción. Motivado por la película “The Wolf of Wall Street” me dirigí sin cuartel al mundo de la bolsa, fue entonces cuando comprendí que comprar acciones esperando un golpe de suerte no me iba a suceder, después de unos cuantos meses a la deriva en el “trading” entendí que es un universo exclusivamente para verdaderos profesionales. No decidí rendirme y pensé más convencido ¡vamos por el segundo intento! entonces fue cuando conocí el mundo del crowdfunding, un sistema de empresas que hacen la conexión entre inversionistas y personas o negocios que ocupan capital, al principio sonaba muy bien, ya que ofrecían para lo que en ese momento pensaba jugosos rendimientos en comparación con lo tradicional del banco (que ni siquiera voy a mencionar más que para confirmar que son una burla y se aprovechan de sus clientes). Caí redondito, me deje llevar por la supuesta “seguridad” que la CNBV ofrece al inversionista al regular este tipo de plataformas por lo que nuevamente pensé lo afortunado de ser todo un inversionista por lo que inicié mi inversión en 3 empresas diferentes. Les platico, al principio todo iba bien, pero no pasó el primer trimestre sin que recibiera mi primer correo electrónico de aviso que una de las PyMES se habría retrasado en su pago, en menos de lo esperado ya recibía al menos 2 correos al mes de empresas morosas diferentes, de inmediato me desencanté cuando empecé a ver las partes negativas:

Un tanto desilusionado, empecé a preocuparme y decidí retirar mi capital pero ¡oh sorpresa! recuerda que está congelado así que solo podía hacerlo en pequeñas cantidades cuando de repente sucedió lo que a nadie le deseo, una de las plataformas CIERRA SIN PREVIO AVISO, sitio web caído, correos rebotados, redes sociales abandonadas, teléfonos desconectados, chats de más clientes preguntando ¿qué había pasado? y como toda película apocalíptica te das cuenta.... ¡así es! ya lo dedujiste, fui víctima de una estafa.... Hasta la fecha sigo haciendo mis retiros parciales de las 2 restantes por lo que sigo amarrado los próximos 24 meses, ¡deséame suerte!. Fue hasta entonces que sin dejar de buscar me llegó la oportunidad de la forma más sencilla y de imprevisto...

¿Oye, ya oíste hablar de...?

Así fue cuando un día rutinario en una guardia nocturna mi amigo y compañero de armas en la sala de urgencias recito las palabras que todo un buen emprendedor e inversionista nunca está negado a escudriñar, “oye Portales, ¿ya oíste hablar de... YOX?”, con la curiosidad de un niño pero con la cautela que había adquirido a lo largo de mi experiencia para detectar desde el inicio cualquier indicio de una estafa más, respondí: “no, ¿de qué trata?”. A simple vista pareciera una conversación de pasillo sin importancia, pero ¿cuántas personas dejaron pasar la oportunidad de su vida por no darse solo 5 minutos?, probablemente sean los 5 minutos más caros para algunos, pero mi intuición o más bien mi razonamiento de “nada que perder por escuchar” hizo que se agudizaran mis sentidos y hacer andar a toda marcha mis neuronas para detectar cualquier inconsistencia. Así empezó todo, pero nunca imagine el cambio que vendría a mi vida.

¿Es YOX realmente lo que estaba buscando?

Fue así, que en el 2018 empecé a escuchar como un modelo de negocios único en América Latina, creado por una empresa pionera y 100% mexicana había estado rompiendo totalmente con los modelos de inversión tradicionales, con ventajas únicas y en ese entonces 2 años de éxitos ininterrumpidos. No puedo negar que al principio estaba incrédulo, por lo que proseguí escuchando sobre la empresa y sus logros. Pasaron varios días cuando me decidí a investigar un poco más, primero constate su sitio web y redes sociales, la información de primera mano y disponible a todo el público, luego de revisar y terminar de comprender a qué se dedica la empresa empecé a buscar opiniones, “nada es más rápido para desencantarse de algo en internet que las opiniones negativas” pensé. Cuál fue mi sorpresa al no encontrar ninguna opinión negativa, a lo mucho solo 1 o 2 comentarios por usuarios que no eran, ni fueron clientes y especulaban que no eran posibles tales rendimientos. Mi siguiente movimiento era verificar la consolidación de la empresa, la cual se encuentra registrada en hacienda, paga impuestos y al momento sin ningún procedimiento en su contra por la PROFECO, CONDUSEF, CNBV, SHCP o alguna otra entidad federativa, además se encuentra regulada por las leyes mercantiles ya que cuenta con contrato formal “vamos bien” volví a pensar. Entonces descubrí que YOX era solamente el resultado de un grupo empresarial con más de 5 años en el mercado bajo XOY CAPITAL su promotora de inversiones (www.xoycapital.com) con múltiples filiales a fines: Upick, Upick found, Utrade, Bluebook, !hijole¡ y elemental es decir 7 empresas en total con YOX hasta el momento, también encontré que son patrocinadores de equipos de primera división: LOS ASTROS (baloncesto) y LOS CHARROS (béisbol) ambos de Jalisco, así como los MAZORQUEROS (béisbol estatal) de Camargo, Chih. Y más recientemente LOS CAUDILLOS, primer equipo de fútbol americano profesional de Chihuahua. Si esto no fuera suficiente cuentan con 3 artículos periodísticos con excelente crítica tanto en revista especializada como de interés general, además de una mención en un artículo en FORBES.

El siguiente paso fue ver la realidad, es decir, buscar inversionistas activos y platicar con ellos, no tarde ni 1 solo día en ponerme en comunicación, era indescriptible la emoción y satisfacción que tenían con la empresa, no dejaban de hablar de cómo recibían los pagos sus ganancias mensualmente sin falta y gracias a eso se pudieron ir de viaje, comprar un carro o liquidar una deuda sin pagarlo con sus sueldos; todo era maravilla, incluso me mostraron sus estados de cuenta lo que comprobaba su versión y hacía sentido a su estado de ánimo. Pero decidí ir más allá, en busca de algo que me diera seguridad sobre la legitimidad de sus acciones y que asegurara que perdurará en el tiempo, fue cuando di (a mi parecer con el documento más importante) una auditoría externa realizada por INTEGROUP “fiscal, legal & auditoría” empresa mundialmente reconocida con una calificación de 7.93 de 10. esta auditoría externa, vigila que el capital se use para la colocación de posiciones en los sportbooks, además de medir la capacidad de la empresa para generar valor con el índice ROE, así como otros detalles interesantes. Realmente quedé asombrado, una auditoría externa que corrobora la capacidad de sus ganancias con una alta correlación no lo había visto en ninguna otra empresa. Pero seguí adelante, y fue como di con la forma de trabajar de YOX con la cual quedé fascinado, ya que, aunque no es una inversión tradicional los procesos sistematizados, objetivos claros, metas alcanzables con facilidad y su éxito repetitivo que han logrado demostrar a lo largo de todos estos años con su algoritmo dan la confianza que cualquier cliente necesita para empezar. Desde el momento en que te pones en contacto te das cuenta que realmente importas, que su política de crecer junto con el inversionista la hace diferente a las demás, lo transparentes que son al ser los únicos que reportan de forma mensual sus ganancias y la manera en que estas se reparten pero lo más importante es que no se quedan con tu dinero, sino todo lo contrario, mensualmente te depositan tus ganancias a tu cuenta de banco para que puedas disponer de forma inmediata y decidas si ahorras, gastas o reinviertes, un plazo mínimo realmente corto y lo mejor de todo no tienes que estar al pendiente, ni comprar/vender productos, sin sistema de referidos o multinivel ya que el ingreso es exclusivamente a través de asesores.

Y entonces ¿cómo lo hacen?, la descripción del TRADING DEPORTIVO es sumamente fascinante (trade es un término que se usa comúnmente en mercados financieros que básicamente significa: comprar barato y vender caro). "En palabras sencillas, colocan en casas de bolsa de apuestas, posiciones a favor o en contra de un evento, luego estas posiciones se intercambian entre otros usuarios durante el partido en vivo. El objetivo es vender estas posiciones a favor o en contra a un mayor precio del que costaron, haciendo irrelevante el resultado final del partido, e incluso si ocurrió o no el evento pronosticado” continúo explicando “Lo que hace diferente el trading a las apuestas tradicionales, es que estas últimas juegas contra la casa de apuestas, la cual no te deja seguir jugando si empiezas a ganarle. En el trading, juegas contra otros usuarios que son con quienes haces el trade y vuelve irrelevante el resultado final del juego o incluso la apuesta en sí. La ganancias del Sportbook, son las comisiones por las operaciones del trade”.

Pero entonces ¿quién está detrás de todo esto? y así fue cómo encontré el nombre clave, la persona que hace posible todo esto: Carlos J. Lazo Reyes el CEO de todo este gran ecosistema y el mejor money management de la industria.

El inicio de mi libertad financiera

Toda esta investigación me tomó más de un par de semanas y todavía unos días más en decidirme a invertir. Realmente es terrible la batalla interna entre la evidencia encontrada y las dudas e inseguridades de ser parte de un proyecto fuera de lo convencional (más aún considerándome un novato en el tema), el desgaste mental es increíble pero necesario para determinar si es realmente lo que quieres y hasta dónde estás dispuesto para lograrlo. Fue así que la guerra entre mis más profundos miedos, inseguridades, buenas recomendaciones de amigos y toda una vida de adoctrinamiento sin enseñanza financiera por optar a “lo seguro” VS la esperanza de un mejor presente/futuro, un estilo de vida con mas ganancias que trabajo, la alegría de tener el tiempo suficiente para convivir con mi familia y alcanzar las metas soñadas sin tanto esfuerzo, llegó a su fin. Repito, no fue sencillo realmente fue devastador mentalmente, pero lo que me convenció fue analizar que si seguía los pasos que el 97% de las personas hacen, pues seguiría exactamente como ellos, es decir, como me encontraba en ese entonces, por eso hice un cambio lo que solamente el 3% de las personas han hecho. DECIDÍ INVERTIR POR PRIMERA VEZ EN ALGO FUERA DE LO CONVENCIONAL.

Todo mejoró

Conforme pasó el tiempo todas y cada una de las expectativas proyectadas se cumplieron, cada mes que pasaba recibía mis ingresos, lo que me daba cada vez más confianza y fue así como decidí incrementar gradualmente mi inversión. Más pronto que tarde me encontraba recibiendo el equivalente a 1 quincena de trabajo, fue entonces cuando decidí dejar un trabajo y dedicarme a mi familia al mismo tiempo que hacer crecer esta nueva etapa de mi vida con la seguridad que me proporciona YOX, pude diversificar mis inversiones expandiéndome al mundo de las criptomonedas, oro, tecnologías nuevas, cumpliendo objetivos a corto plazo paralelamente empezó a cambiar mi estilo de vida, primero liquidar todas y cada una las deudas, posteriormente cambiar el carro de mi esposa y luego el mío y finalmente viajar sin deber nada.

Un nuevo reto

Ahora el compromiso conmigo mismo es más fuerte que nunca y me toca ayudar a los demás. Si has logrado llegar hasta aquí, probablemente te has identificado conmigo en muchas partes de la historia, así que ¡no lo dudes más! empieza a invertir, yo ya recorrí el camino para ti y lo recomiendo ampliamente. Si te encuentras motivado por mi historia quiero que sepas que te entiendo y que no vas a estar solo en ningún momento, voy a estar ahí ayudándote siempre, pero es tu turno de elegir si continuas como estas o empiezas por un pequeño cambio que puede trascender a lo largo de toda tu vida “Lo que define al destino no es una oportunidad, sino una elección” No es la cura mágica que resolverá todos tus problemas financieros de la noche a la mañana, pero si será el apoyo que necesitas para cargar tanto peso con mayor facilidad. Te toca a ti ¿estas listo?, por que yo sí.

Obtener Asesoramiento Gratis